Publicidad

Riesgo de la Cartera y Circunstancias Personales

Me envía José al correo una consulta muy interesante acerca de su proyecto de cartera de inversión. En ella se detallan las circunstancias que le llevan a modificar el riesgo a soportar en su portafolio:

Ante todo gracias por la ayuda que me supone tu blog a la hora de invertir.

Estoy diseñando mi nueva cartera y tengo dudas con la renta fija. Había pensado, de la parte de renta fija, dedicar la mitad al Amundi Global Bond, un cuarto al Mutuafondo Dinero, un monetario en euros de la Mutua Madrileña con una comisión de gestión de 0.17 %. El otro cuarto a varios monetarios en divisa extranjera, todos de bajas comisiones, en concreto Parvest Short Term USD, Skandia SEK Reserve A, y BNP Paribas Insticash GBP ClassicT1, de éstos la mayor parte en el de USD.

Mi objetivo con esto es que en conjunto el plazo de la renta fija sea medio-corto, pero diferenciando una parte de medio y otra de corto, por si necesitara dinero utilizar la parte de corto, preservando la de medio para más adelante. También, la parte de divisa extranjera es previendo que pueda caer el euro y devaluarse la nueva peseta, y asumiendo el riesgo de la divisa. ¿Cómo ves mi estrategia?

El resto de la cartera es: porcentaje de renta variable de 35 %, ya sé que es muy poco para mi edad que es 37 años, pero ahora me preocupa más la posibilidad de quedar en paro próximamente (alta, en mi caso particular) y no volver a encontrar trabajo en muchos años, que la jubilación. Cuando pase la crisis volvería a un mayor porcentaje de renta variable. Ya sé que así incurro en un coste de pérdida de oportunidad de mayores beneficios a largo plazo, pero prefiero asegurar el futuro cercano, me hace sentir mejor. Los productos de renta variable son más o menos como los de tu cartera, así que no te los detallo.

En propias palabras de John Bogle, la cartera media de un inversor de largo plazo debe tener en bonos el porcentaje igual a su edad, por el simple motivo de disminuir la posibilidad de que una terrible bajada de la renta variable deje tu portafolio tiritando cuando más lo necesitas.

Imaginemos una pareja de jubilados que han conseguido ahorrar durante años una cartera en renta variable de 300000€, que les renta 1000€ al mes (4% anual). Si al cumplir 66 años la bolsa cae un 90% como pasó en 1929 en Estados Unidos (o tienen varios años de bajadas continuas), su renta mensual disminuiría a 100€. Todo un roto. Pero si hubiesen disminuido el riesgo de volatilidad y hubieran puesto en bolsa tan sólo el 35%, su cartera tendría un crecimiento esperado menor, pero su renta mensual seguiría en unos 800€ mensuales. Un mal menor que visto lo visto les sabría a gloria.

Pero esta regla es flexible, depende también de las circunstancias de cada uno. El correo de José nos viene genial para estudiar un ejemplo particular. José está temeroso de perder su empleo, y con ello su ingreso mensual. Esto es una razón de peso para elevar el nivel de aversión al riesgo.

En mi opinión, José reduce de forma acertada su porcentaje objetivo en renta variable al 35%, a pesar de tener 37 años, ya que en su situación, prima la seguridad del capital a la esperanza de revalorización de la cartera. Ese 35% le da el empujón suficiente para que, a largo plazo, y si al final su situación laboral no se deteriora, la cartera tenga potencial de lucha contra la inflación, y pueda beneficiarse del crecimiento de la bolsa si lo hubiera.

La división de la cartera de renta fija tampoco me parece mala. Veamos su composición por partes:

50% en Amundi Global Bond. Un fondo indexado, barato, muy diversificado y con la moneda euro protegida. Cumple perfectamente con los requisitos de una cartera como la de José.

25% en Mutuafondo Dinero. Los fondos de la Mutua son baratos y suelen hacerlo bastante bien con respecto a la media de fondos. Al ser un monetario, su riesgo es muy bajo, y el dinero ahí invertido podría ser usado en caso de emergencia.

25% en renta fija de divisa extranjera. Aquí José busca ganar algo en caso de deterioro de nuestra moneda. Esto le dará un poco más de volatilidad a la cartera, pero si José duerme mejor así, ni que decir tiene que no es descabellado. Por haber sido conservador en la división inicial del riesgo de la cartera, pienso que una pequeña licencia de riesgo en la parte de renta fija tampoco hará mucho mal.

En definitiva, mi opinión personal es que José ha pensado con sensatez sobre el tipo de cartera que necesita. Para el inversor medio, el diseño tradicional de cartera es simple, fácil de seguir y normalmente adecuado. Pero para casos particulares que se salen del standard, las circunstancias mandan, y el portafolio debe no sólo ayudar, sino también sobrevivir a los malos momentos que podrían acompañar a José.

¿Qué te parece a ti la cartera de José? ¿Piensas que, en su situación, el porcentaje de renta variable es elevado, corto o adecuado? ¿Harías lo mismo si te vieras en su situación?

Publicidad

33 responses to “Riesgo de la Cartera y Circunstancias Personales

    1. @VELASQVS, parece que @José ya nos ha dado la respuesta.

      @Pistachu, parecen interesantes. Por ahora estoy servido con lo que tengo, pero es de agradecer el conocer más opciones. Recuerda también que es interesante diversificar la cartera en gestoras distintas.

      @Juan, supongo que sus predicciones se referían al mercado americano. Da la impresión que fueron acertadas. De todos modos hace bien en avisar que no se le haga caso del todo y que es la cartera la que manda. Si tuviera que dar un comentario a cada predicción:

      – Desde luego el VIG ha sido mi mejor activo en el último año.
      – Cuidado con los bonos que todo el mundo los busca ahora.
      – Doy fe por propia experiencia. Mi propia vivienda está a precio de mercado de 2005 y bajando.
      – Pero hasta que cambie el ciclo sólo los dioses saben hasta donde llegará.
      – Ahora están de moda los CARBS, (Canadá, Australia, Rusia, Brasil y Sudáfrica), por su gran patrimonio en materias primas y su mediano nivel de deuda.

      La forma de gestionar el riesgo de @Albert también es acertada. Dos carteras, una de emergencia y otra de crecimiento. Hay tantas posibilidades como tipos de inversores. Mientras se tenga claro qué porcentaje del patrimonio debe ser estable, la forma de gestionarlo dependerá del gusto del consumidor.

  1. Ayer puse un comentario en el hilo de fondos de renta fija baratos. Aprovecho que se habla de Amundi y RF para ponerlo aquí por si a alguien se le ha pasado y puede ser interesante…

    En la web para inversores particulares franceses de Amundi vi que tienen algunos fondos interesantes (y desde luego muchísimos más en todas las categorías que en la versión para españoles)

    En Obligations (renta fija) vi que tienen por ejemplo:

    Amundi Covered Bonds 1-3 Euro FR0010538025 (C) 0,40

    Amundi Oblig 1-3 Euro – I FR0000442220 (C) 0,50 (este tiene más de 20 años de existencia O_o)

    Amundi Credit 1-3 Euro – I FR0010001214 0,50 (Un aggregate de bonos de empresas a corto)

    Y muchos más… Creo que estos en concreto son indexados, habrá que ver si se pueden comercializar fuera de Francia, no se me ocurre motivo especial para que un supermercado de fondos no pudiese añadirlos (o sí), será cuestión de preguntar a Selfbank…

  2. A ver si José nos puede confirmar el ISIN del Amundi Global Bond elegido, ya que hay varios fondos con nombre parecido y me da la impresión que Antonio describe otro (Index Global Bond EUR Hedged).

  3. Efectivamente el fondo es ése, AMUNDI FUNDS INDEX GLOBAL BOND (EUR) HEDGED (LU0389812933), disculpad la imprecisión. Creo que Antonio lo ha reconocido por la descripción que hace del mismo. Amundi tiene otros fondos de bonos globales pero no indexados y con un comportamiento muy diferente. El AMUNDI FUNDS INDEX GLOBAL BOND (EUR) HEDGED (LU0389812933), pese a invertir a plazos cortos, medios y largos, tiene una volatilidad escasa, del 3 %.
    Gracias Antonio por tu respuesta y a los demás por sus aportaciones.

  4. Acabo de leer un interesante artículo de Rick Ferri donde dice entre otras cosas:

    1- que el nuevo valor refugio son las grandes empresas blue-chip de Estados Unidos.

    2- que la renta fija sufre una burbuja. O así lo cree la gente: que busquemos en Google “bond bubble”.

    3- que el mercado inmobiliario va a seguir muerto de sobreoferta (‘oversupply’) durante muuuuucho tiempo.

    4- que él no cree que el oro vaya a ser la “nueva divisa”, que la historia nos enseña que cada vez que el oro ha pegado un subidón a continuación se ha estrellado para volver siempre al valor de la inflación.

    5- que los BRIC están dando ya señales de recalentamiento

    En definitiva, que las large-cap americanas son los nuevos bonos, pero que no le hagamos mucho caso y sigamos con nuestras carteras.

    artículo(a ver si no me lo identifica como spam): tresuvesdoblespunto rickferri.com/blog/markets/stocks-are-the-new-bonds-in-2011/

  5. ay! el artículo es de hace un año. Pensé que era de enero de este año.

    bueno, interesante de todas formas

  6. Mi objetivo con esto es que en conjunto el plazo de la renta fija sea medio-corto, pero diferenciando una parte de medio y otra de corto, por si necesitara dinero utilizar la parte de corto, preservando la de medio para más adelante.

    Personalmente prefiero separar dos carteras distintas. Primero de todo, yo me crearía una cartera de emergencia con fondos monetarios y/o depósitos. Una vez la cartera de emergencia tenga la cantidad de dinero con la que sentirme cómodo, empezaría una cartera de inversión para la jubilación con más riesgo, ya que no tengo intención de sacar dinero de esta última cartera.

    Creo que psicológicamente es muy importante tener dos carteras diferenciadas.

    Los activos que propone José me gustan, pero yo le propongo tener las dos carteras separadas.

  7. @Juan, el INDEX GLOBAL BOND (EUR) HEDGED lo estuve estudiando para incorporarlo tb en mi cartera, pero lo descarté por dos motivos: por incluir demasiada deuda japonesa y por tener la divisa cubierta (precisamente lo que buscaba era diversificar el riesgo divisa del euro, al igual que tú).

  8. Estoy totalmente de acuerdo con Albert,
    Es mejor tener por un lado el fondo de emergencia, que precisamente es eso, de emergencia. Por otro lado está la cartera de inversión, que no hay que tocarla bajo ningún concepto.

    Yo de hecho estoy ampliando el colchón de emergencia bastante, ya que no vienen buenos tiempos…

  9. @ Álvaro, gracías por el enlace de ayer. Lo estoy estudiando, a ver por que etf me decanto, os informaré y así podeis criticar mi opción.

Comments are closed.