Publicidad

La Cartera Variable o Dinero Divertido

En este blog te cansarás de leer que batir al mercado a muy largo plazo es casi imposible. A quien lo consigue, debe irle muy mal en el amor, ya que su suerte en el juego ha llegado a cotas difíciles de coronar. Pero puede ser que seas un apasionado de la bolsa de valores y tu fuego interior te obligue a especular con la elección de acciones individuales. También puede ser que tengas entre ceja y ceja un fondo indexado o ETF que, aunque sea un fenomenal producto, no encaje en el asset allocation de tu cartera. No hay problema, aquí está la solución.

Harry Browne lo llama cartera variable, y Bogle y Bernstein lo llaman funny money. Se trata de destinar una pequeña parte de tu cartera (no más del 5%) a especular o seleccionar ciertos productos que son atractivos para ti, y que harían de tu cartera de inversión un instrumento menos aburrido. De esta manera, la base de tu cartera seguirá siendo una selección de activos diversificada y bien balanceada, con una rentabilidad esperada y una volatilidad acorde con tu perfil de riesgo, pero dispondrás de un pequeño porcentaje para saciar tus ganas de tener en cartera ese producto de inversión que tanto te atrae, y del que no puedes prescindir.

Como ves, jugar a analistas y especuladores no está reñido con el sentido común. Tampoco lo es seguir las desafiantes indicaciones de ese analísta técnico que tanto te divierte, ni las trabajadas conclusiones de ese analista fundamental que tan seguro está de su trabajo, ni los delirios de grandeza que ese especulador contrarian que se cree más listo que la mayor parte de los integrantes del gran mercado. De cualquier forma, puedes desatar tu instinto más vanidoso sin perjudicar demasiado los cimientos de tu plan de inversión, siempre que seas consciente que el 95% de tu cartera estará destinada a invertir, y sólo invertir.

Publicidad

8 responses to “La Cartera Variable o Dinero Divertido

  1. Y el resultado final puede ser un 95% de acierto y una colección de errores divertidos con el 5%.

    El otro camino podría ser divertirte con el 100% de la cartera haciendo cosas sensatas.

    La línea roja debe estar previamente marcada.En caso contrario podemos acabar en bancarrota.

    Y a partir de ahí se acabó la diversión.Por tanto para mantener la diversión hay que aplicar mucha sensatez.

    1. @Eguz, jejeje. Efectivamente si se compra basurilla financiera, será bastante peor para la cartera. Pero se puede destinar ese 5% para comprar:

      – Buenos ETFs: VIG, VTV, SDY,…
      – Buenos fondos: Bestinver, BNY,…
      – Acumular bonos en otras monedas, materias primas, REITs,…
      – Acciones varias

      No tiene porqué ser tan malo,…

Comments are closed.