Publicidad

Diferentes Horizontes Temporales de Inversión

Juanjo me envía esta consulta que me gustaría compartir contigo:

Quiero pedirte ayuda y proponerte un ejercicio que por supuesto puedes utilizar en el blog si así lo deseas.

En mi caso, que creo que no será el único, el ahorro y la inversión me lo planteo en 3 horizontes temporales diferentes. Tengo pareja e hijos. Por lo tanto mi idea es ahorrar para: 1) largo plazo – jubilación (20-25 años); 2) medio plazo – para mis hijos, cuando tenga 18-20 (10 años); y 3) corto plazo – compra coche (3 años).

¿Cómo podría plantear mis 3 planes de inversión y ahorro? Supongo que no es lo mismo el largo plazo que los demás. Yo había pensado que para el primer caso debería planificar en una cartera tipo boglehead, para el 2º caso no sé cómo plantearlo, si igual o una al estilo de la cartera permanente o con más % de renta variable, no sé. En el caso del ahorro a corto plazo no sé si mejor utilizar depósitos bancarios o buscar algunos ETFs…

No sé qué te parece. Quizá me estoy tomando una libertad excesiva porque seguramente tienes muchas cosas en mente. Sin embargo creo que muchas personas están en mi situación y les puede ser útil este planteamiento. En fin, de todos modos quiero agradecerte sinceramente el trabajo que has hecho en este blog, que recomiendo siempre que tengo ocasión.

Un saludo, Juanjo.

Este caso que nos plantea Juanjo es muy interesante. Voy a intentar resumir mi punto de vista personal para no hacer de la respuesta algo aburrido, ya que me parece una cuestión de suma importancia:

– Si tengo un gasto importante programado para dentro de 3 años, dedicaría el 100% del ahorro a productos sin elevada volatilidad, como podrían ser cuentas remuneradas, depósitos, fondos monetarios o de renta fija de corto plazo. Ten en cuenta que si no llegas a ahorrar lo suficiente, tendrás que pedir un crédito para la compra del coche, y te digo por experiencia propia, que es una de las formas más desastrosas de tirar el dinero que ganamos.

– Una vez que hayas conseguido el objetivo de ahorrar lo suficiente para comprar el coche, podemos pasar a destinar el ahorro a dos carteras de inversión distintas, una para tus hijos y otra para ti (¿y tu mujer?).

– El horizonte temporal de 10 años para la cartera de tus hijos requiere un asset allocation moderado. Es como si les quedaran a ellos 10 años para jubilarse, así que una cartera media al estilo Bogle podría ser 45% RV – 55% RF. Podrías ir aumentando el porcentaje de RF conforme vaya acercándose el momento del “regalo”.

– Una Cartera Permanente también sería una opción a tener en cuenta para ellos, ya que su baja volatilidad permite que los rendimientos sostenidos no se vayan a pique en cualquier momento cercano al objetivo final.

– En el caso de tu cartera de largo plazo, comentas que tu objetivo estaría en los 25 años. Pues bien, si te quedan 25 años para el retiro, podríamos suponer que tienes en torno a 40 años. Como habrás podido leer en este blog, Bogle recomienda tu edad en renta fija. Por lo tanto, una cartera media para ti tendría 60% RV – 40% RF. Como esta cartera es para ti, tendrías que adaptar estos porcentajes a tu aversión al riesgo, de modo que pongas más RF si eres más miedica, o menos si eres más valiente.

Como puedes ver, lo suelo plantear siempre desde una perspectiva lo más sencilla posible, sin complicaciones ni tecnicismos. Ten en cuenta que ésta es sólo mi opinión personal, y que depende de ti y tus circunstancias personales y familiares elegir tu método de inversión.

También animo a los lectores a que comenten su punto de vista acerca de cómo gestionar este tipo de situaciones con carteras destinadas a distintos horizontes temporales. ¿Repartirías la inversión a tres carteras desde el principio? ¿A qué cartera darías prioridad?

Publicidad

28 responses to “Diferentes Horizontes Temporales de Inversión

  1. “¿Repartirías la inversión a tres carteras desde el principio? ¿A qué cartera darías prioridad?”

    La situación requiere una planificación integral (Ahorro para tres objetivos distintos) y por lo tanto requiere ahorrar para los tres objetivos desde ya mismo.
    Por lo tanto, la respuesta a la primera pregunta es Sí, tres carteras desde el principio para la consecución de objetivos particulares.
    A la segunda pregunta, respondería que las tres carteras tienen prioridad.

    Pero, ¿Como llevarlo a cabo?

    El método que yo aplicaría, sería el siguiente (a título de ejemplo):

    1. Define tus objetivos de forma monetaria, por ejemplo:
    a) Objetivo_1: Preciso 22.000 € para el coche.
    b) Objetivo_2: Preciso 20.000 € para los hijos para dentro de 10 años, para sus estudios universitarios, que corregida la supuesta futura inflación, deben ser 30.000 €.
    c) Objetivo_3: Cuando me retire, cobraré una pensión que responderá al 70% de mi último salario; dado que deseo mantener mi poder adquisitivo, desearía que el ahorro para la jubilación cumpla con dicho objetivo monetario.

    Mirarlo de forma integral es importante, porque si no puedo permitirme un coche de 22.000 €, puedo reflexionar si no sería mejor comprar uno de 12.000 €, por ejemplo. (Ya veis por dónde van los tiros).

    A 3 años:
    Dicho esto, una inversión a un Horizonte de Inversión de 3 años, no debería incluir renta variable. La razón es porque puede caer bruscamente en cualquier momento, y podría tardar unos años en recuperarse teniendo que vender haciendo pérdidas. Por lo tanto, a tres años solo imposiciones a plazo fijo (depósitos tradicionales), deuda del estado, cuya duración sea inferior a tu Horizonte de Inversión (en este caso 3 años).

    A 10 años
    A este lazo temporal puede incluirse renta variable para intentar de obtener una mayor rentabilidad que la que ofrecen los depósitos. Para saber que cantidad colocar en Renta Fija y Renta Variable, es preciso estimar por una parte la rentabilidad futura que podría ofrecerte la renta variable y la renta fija para así conseguir tu objetivo en Euros (en este caso 30.000 €); luego conocer tu aversión al riesgo. Ello nos conduce a conocer el porcentaje RF y RV y la cantidad a depositar, a destinar, en esta cartera.
    En este caso, si la RV te da alegrías antes de que concluyan los 10 años, y a los 7 o 8 años has conseguido tu objetivo (los 30.000 €), salte de la RV y aparca el dinero en RF. No nos arriesgaremos a que en los últimos años la RV pueda pasarnos una mala jugada.
    Durante los últimos 4 años, iremos saliendo de la RV paulatinamente para a los 10 años terminar con todo en Renta Fija.

    A 20 – 25 años para la jubilación
    Esta cartera, aunque teóricamente pueda contener más porcentaje en renta variable, por la cantidad de años que aún faltan hasta la jubilación, éste nunca debe ser superior a tu tolerancia al riesgo. Estimaciones futuras de rentabilidad te ofrecerán la cantidad de dinero que debes ahorrar para este objetivo.

    Una vez hecho todo esto, podrás ver si tu capacidad de ahorro te permite conseguir los objetivos y planificar tu capacidad de ahorro a lo largo de tu vida. Si tu capacidad de ahorro actual no llegase a conseguir tus objetivos monetarios, aún tiene mucho tiempo para conseguir un trabajo mejor remunerado o quizás realizar algunos trabajos extra de donde sacar un dinero extra, o quizás reducir algo tus objetivos: como comprar un coche más barato, o que los estudios de tus hijo sea en tu ciudad en lugar de en el extranjero (por poner ejemplos).

    En cuanto al tipo de activos de renta variable a mantener en cartera favorezco Vanguard.
    Como ya sabéis, me opongo rotundamente a la cartera de Brown por circunstancias que ya he expuesto en otros mensajes.

    Saludos cordiales,
    Valentin

  2. Bernstein en los “Cuatro Pilares” (libro que estoy leyendo) recomienda una sola cartera para evitar multiplicar gastos y complejidad. Cuando lo leí pensé: “¡coño! por fin alguien que opina como yo”

    Yo me planteo exactamente la misma encrucijada que Juanjo: el coche, familia, estudios, la jubilación, gastos…. etc…

    Lo que yo tengo más o menos pensado hacer es una clásica cartera Stocks-Bonds pero el porcentaje de Bonds variable según los gastos que proyecte tener.

    ¡Ojo! voy a ir cambiando el asset allocation, pero no para adivinar ciclos ni adelantarme al mercado, sino que lo cambiaré según mis necesidades económicas personales.

    Por ejemplo, si tengo pensado comprar un coche dentro de 10 años pues dejo en renta fija una proporción de activos tal que llegado el momento, en el peor de los casos, los bonos podrían cubrir ese gasto.

    Si en el momento de comprar coche todo está más o menos normal vendo activos rebalanceando a la baja. Alguien podría decir: “pero así tienes que vender de tu cartera!!”. Bueno, pero también has metido más dinero en tu cartera porque has incluído en ella el dinero del futuro coche en vez de dejarlo aparcado en otro lado.

    EN RESUMEN: yo soy partidario de la cartera única

    Ahora, si me convencéis de lo contrario….

  3. Opino como Juan, la solución eficiente es una única cartera conjunta para la inversión de medio y largo plazo. Simplemente calcula la proporción de ahorro necesario para cada cartera individual (siguiendo las excelentes explicaciones de Valentín y Antonio), sus correspondientes proporciones de RV/RF individuales y luego promedialo en una cartera única, con únicos rebalanceos anuales que promedien la RV/RF correspondiente a cada nuevo año. El resultado “matemático” será el mismo pero los costes de gestión disminuirán.

    En cuanto a la inversión de corto plazo, si puedes ser flexible en cuanto a fechas y presupuesto (es decir si puedes asumir el riesgo de tener que esperar algún año más o tener que comprarte un coche más económico) yo metería tb algo de RV. Por ejemplo, puedes definir que te gustaría comprarte un coche de 25.000€ dentro de 3 años, pero podrías conformarte con uno de 18.000€ dentro de 4; en este caso podrías programarte ese ahorro a 4 años de 18.000€ (teniendo en cuenta las aportaciones periódicas y el interés compuesto de depósitos o fondos monetarios) e ir metiendo tb algo en RV para ese objetivo: en el peor de los casos tendrás el coche de 18.000€ en 4 años, pero con un poco de suerte podrías optar a uno mejor del inicialmente previsto y antes de tiempo, usando la misma cantidad de ahorro.

    Otra estrategia posible, si tu flexibilidad es todavía mayor, es utilizar las “alegrías de la cartera” para darnos un capricho de vez en cuando (comprarnos el coche cuando la parte de la RV pegue un subidón y rebalancear lo sobrante).

  4. @Juan

    No existe una única forma de hacer las cosas. Puedes hacerlo mediante una única cartera si te es más sencillo y más económico.

    Sin intentar de convencer a nadie de nada, pues tan solo exponemos opinión, ha medida que la cantidad de ahorro es importante a medida que avanza el tiempo, puede que tener todo en un mismo broker no te haga sentirte tranquilo y que se desee poseer varias carteras en distintos brokers.

    Saludos,
    Valentin

  5. @Valentin

    Toda la razón. Yo estoy construyendo mi cartera con fondos (no con ETF) y mi intención es con el tiempo tenerla diversificada en diferentes gestores, diferentes bancos, etc… (Harry Browne incluso recomienda tener fondos en otros países, aunque eso ya me parecería pasarse)

    Pero bueno, esa diversificación se puede hacer también con UNA ÚNICA cartera ¿no?

  6. @Juan

    Hola Juan, como ya he comentado, si que se puede hacer mediante una única cartera, si es ello lo que responde a tu personalidad de hacer las cosas de esa manera. Si lo haces mediante fondos, procura que sean indexados y de bajo coste.

    Saludos,
    Valentin

    1. Muchas gracias por vuestros comentarios.

      Creo que la opinión que expresamos en este hilo es muy similar. Exceptuando detalles, parece que todos estamos de acuerdo en guardar la parte dedicada al gasto de corto plazo en activos poco volátiles, dedicando los arriesgados a la inversión de largo plazo. Cómo dividamos la cartera ya es cuestión de cada uno y su gusto por la sencillez o la complejidad, pero da la impresión que nuestros asset allocation serían muy similares.

      Por mi parte sigo pensando en conseguir el objetivo inicial de librarse de pedir un préstamo, asegurando la cantidad que necesitará Juanjo para el coche (fecha que se podría dar mucho antes que su compra), y una vez conseguido el objetivo de no convertirse en deudor, poner toda la carne en el asador del largo plazo.

  7. El problema de la diversificación es que tenemos pocas opciones, al menos a nivel de fondos, ya que la práctica totalidad de fondos internacionales se comercializan en España a través de Allfunds, aunque los contratemos desde diferentes brokers. Para colmo tampoco se registran a nuestro nombre (ni fondos ni ETFs internacionales), pero esto es tema para otra entrada del blog…

  8. @Alvaro

    Sin duda un tema interesante, o debería decir quizás “necesario”, a tratar (conocer), de la mano de quien está bien informado en la materia.

    Convengo contigo.

    Saludos,
    Valentin

  9. Quizá para el C plazo planteo la opción, aparte de cuentas remuneradas o depósitos, de fondos monetarios. Aquí, planteo la duda en relación a la diferencia entre fondos monetarios y a ultra corto plazo ¿Esl el timepo de inversión o el activo sobre el que invierten? ¿Tienen volatilidad similar?

    Como creo que se comentó en algún otro hilo, a día de hoy y con la subida del IRPF, puede ser más interesante un fondo que dure más allá del 2014 que un depósito con cobro de intereses con mayor retención fiscal.

    Gracias.

  10. Si tuvierais que elegir un solo fondo indexado para el ahorro de un plazo de unos 15 años con cual os quedariais?

Comments are closed.