Publicidad

El Monje que Vendió su Ferrari: El Poder de la Disciplina

“Estoy convencido de que en este día somos dueños de nuestro destino, que la tarea que se nos ha impuesto no es superior a nuestras fuerzas, que sus acometidas no están por encima de lo que puedo soportar. mientras tengamos fe en nuestra causa y una indeclinable voluntad de vencer, la victoria estará a nuestro alcance.”

Winston Churchill

Recordarás que nuestro voluminoso luchador de sumo estaba desnudo, exceptuando el cable rosa que cubría sus partes. Ese cable no sólo era molesto, sino también bastante ridículo de llevar. Hay que ser muy disciplinado para llevar constantemente un objeto tan latoso y ruborizante como ese. Además, el cable del luchador japonés es una especie de enredo de frágiles alambres, pero que sumados y actuando en conjunto son más fuertes que el hierro.

Algo similar ocurre con el autocontrol y la fuerza de voluntad. Para tener una voluntad de hierro es necesario ofrecer pequeños tributos a la virtud de la disciplina personal. Convertidos en hábitos, estos actos van aglutinándose hasta producir una gran fuerza interior. Si liberas tu fuerza de voluntad te conviertes en dueño de tu mundo personal.

La falta de fuerza de voluntad es una enfermedad mental. Si padeces esta debilidad, procura ponerle solución cuanto antes. De hecho, los monjes del Himalaya piensan que es la virtud esencial de toda persona que se ha creado una vida llena de pasión, potencialidad y paz.

“Mediante el acero de la disciplina, forjarás un carácter colmado de coraje y de paz. Mediante la virtud de la voluntad, estás destinado a alcanzar el más alto ideal de la vida y a vivir en una mansión celestial llena de cosas buenas, de vitalidad y alegría. Sin ello, estás perdido como un marino sin brújula, ese marino que al final se hunde con su barco.”

Palabras grabadas en un medallón de plata que los Sabios de Sivana regalaron a Julián Mantle

Cualquier persona, por más débil y aletargada que pueda estar ahora, puede ganar en disciplina. Cuando tengas autodominio y  disciplina, dispondrás de la fortaleza para hacer lo que siempre has querido. Las personas son esclavas de sus impulsos y carecen del ingrediente clave para una vida llena de significado, la voluntad. Para terminar, un último mantra que te ayudará:

“Soy más de lo que aparento, toda la fuerza y el poder del mundo están en mi interior.”

Entradas publicadas de la serie:

1. Review

2. El Despertar

3. Dominar la mente

4. Encender el Fuego Interior

5. El Viejo Arte del Autiliderazgo

6. El Poder de la Disciplina

Publicidad