Publicidad

Guía para Invertir en Oro y Plata: El Apocalipsis del Sistema Monetario

Aviso: Esta entrada es ciencia ficción. No creas nada de lo que aquí vas a leer. Mediante este artículo he querido que entiendas un poco mejor el punto de vista de Michael Maloney acerca del papel del oro en los próximos años, y en ningún momento es mi opinión personal sobre lo que el futuro acontecerá. Si padeces de nerviosismo acusado cada vez que lees predicciones financieras apocalípticas, hazte un favor y deja de leer.

Quien invirtió en bolsa entre marzo de 2003 y octubre de 2007 perdió dinero. Sí sí, no estoy loco, perdió bastante dinero. Si repasas el gráfico del comportamiento de la renta variable en ese tramo podrás comprobar que el hipotético inversor realizó aparentemente una magnífica operación. Pero lo que no indica ese gráfico es que sólo consiguió multiplicar sus divisas, pero perdiendo un gran poder adquisitivo.

Las commodities llevan subiendo de valor desde el año 2000. Alimentos, metales, energía y todo tipo de materias primas que usa el ser humano a diario, suben de manera exponencial, y mucho más veloz que lo que indican los engañosos índices de precios al consumo, totalmente maleados por los gobiernos a su antojo. ¿Quieres pruebas?

Este es el gráfico de la bolsa americana en el tramo alcista al que me refiero:

Un 70% de ganancias. No está nada mal. Pero ahora, para el mismo tramo, vamos a ver un gráfico del Dow muy distinto, que mide su comportamiento en relación al oro, y no al dólar. Puedes pensar que el oro no es representativo de la commodities, pero créeme si te digo que es bastante similar (fuente: 24hGold):

Sorprendente. Los ahorradores que invierten su dinero en monetarios, renta fija o renta variable, en cualquier forma representada por una divisa fiat, desde el año 2000, están perdiendo poder adquisitivo de forma alarmante. La comida cada vez es más cara, los bienes esenciales se ponen por las nubes, los pobres cada vez más pobres, los ricos cada vez más ricos, y las clases medias cada vez somos menos en número.

¿Hasta cuándo durará esta situación? Pues evidentemente no lo sé. El oro y las commodities tienen su propio ciclo con respecto a las divisas, y en el siguiente gráfico puedes ver como se ha comportado el Dow en relación al oro en los últimos 60 años:

De este último gráfico podríamos suponer dos cosas:

1. La bolsa no ha ganado nada en 60 años si la valoramos en dinero real.

2. En poco tiempo (la palabra poco es bastante relativa) asistiremos a un cambio de ciclo en contra del oro, tal y como ocurrió en 1980, que vendría a significar que los sueldos en divisa fiat, así como el ahorro y la inversión, crecerán en relación al precio de los bienes que tendremos que comprar.

Pero si miramos el gráfico más ampliado aun, con hasta 110 años de recorrido, también podríamos pensar que, aunque se haya perdido la gran oportunidad del año 2000 en la transferencia de dinero hacia el oro, aun podría valer más del doble antes de volverse a cambiar de tendencia, punto en el que por cierto, la bolsa habría ganado CERO dinero real en 110 años:

Además, aquí no queda todo, ya que resulta que la situación actual tiene un problemilla difícil de superar, la deuda infinita. Esta deuda de cantidades incobrables debe ser liquidada si queremos ver ese cambio de ciclo en el futuro. Y mientras tanto, tendremos a nuestras espaldas la gran amenaza de colapso, que dará lugar a la invención, impresión y creación de moneda en proporciones inauditas. Hasta el mismísimo presidente de la FED llegó a decir que, si hacía falta, lanzaría billetes a los ciudadanos desde helicópteros…

Cuanta más moneda se imprima, menos valor tendrá y, ¿sabes que pasa cuando en una gráfica como las anteriores la divisa dólar tiende a CERO? Pues sí, que el valor de los bienes, incluido el oro, tenderán a infinito, tal y como vimos que pasó en Islandia en el año 2008. Si la deuda se ha convertido en algo insalvable para nuestro sistema económico, la imagen de su caída bien podría ser esta (fuente: PricedinGold):

No temas. Una posible solución a todo esto nos la dio Harry Browne. Su legado es una idea de cartera que te defiende ante cualquier crisis monetaria, sea del tamaño que sea. Tener en cartera un porcentaje en metales te podría salvar de esta pesadilla financiera. Eso no quiere decir, bajo mi punto de vista, que no poseer metales destruirá tu cartera. Mientras no veas a Mr. Warren cambiar sus cocacolas por onzas de oro… 🙂 Aunque quién sabe si esta entrada de ficción, con información rebuscada para que te parezca relativamente probable, se vuelve real como se volvió De la Tierra a la Luna después de que tacharan de alucinado a Julio Verne…

Un saludo y feliz semana… si es que puedes dormir…

Entradas de la serie:

Resumen de Guía para Invertir en Oro y Plata

El Apocalipsis del Sistema Monetario

Vídeo Conferencia de Michael Maloney

Publicidad

14 responses to “Guía para Invertir en Oro y Plata: El Apocalipsis del Sistema Monetario

  1. Bufff! Qué horror! Y entonces qué pasa con la cartera Boglehead? La parte de RF ya no es la parte segura de la cartera?

    1. @igor76, sabía que alguno me iba a preguntar por ello 🙂 . Como aviso en la entrada, no pienso que vaya a pasar eso, pero me parece curioso e interesante el punto de vista de Maloney. ¿Quién puede negar el comportamiento del oro frente a la bolsa? ¿Cómo podemos probar, si nos creemos estos gráficos, que el oro crece menos que la bolsa a largo plazo?
      El caso es que mientras nuestras vidas dependan del dinero que usamos a diario, ¿qué más da lo que valga el oro, la plata o la arena del planeta Marte?

      El problema de la deuda y la multiplicación de los papelitos de colores que llamamos billetes es algo que no podemos controlar, no sabemos que deparará el futuro en relación a ello. Lo que ha ocurrido a lo largo de la historia es que cuando todo acababa (¿1980?), el ciclo se invertía y los que acumulaban oro perdían patrimonio frente a los que acumulaban inmuebles, acciones o inversiones en moneda corriente.
      Lo bueno de la Cartera Permanente es que crecer no crece exponencialmente, pero se debe dormir con un puntito más de tranquilidad, sabiendo que uno de tus activos tenderá a infinito si tu moneda y/o las otras se van a freír espárragos.

      En cuanto a tu duda sobre la renta fija, no te quepa la menor duda que pierde valor con el paso del tiempo, y si cuando te jubiles lo pones todo en deuda, tienes muchas posibilidades de perder hasta la camisa con el paso del tiempo. La RF de corto plazo da estabilidad, se mantiene poco volátil para que puedas disponer de ella cuando lo necesites. Pero para vencer a la inflación, necesitas de RV. Para muestra, los gráficos de la entrada.

  2. @Igor76

    La parte de RF es segura mientras sus activos sean “libre de riesgo”, es decir mientras su calidad crediticia verdadera sea elevada. De lo contrario, habría que saltar a otra divisa que prometa ser “libre de riesgo”, para mantener/garantizar la parte segura de la cartera, aunque se incurra en riesgo por cambio de divisa (que en este caso debería beneficiarnos). Es solo mi opinión. Lo que ocurre, es que en el mercado USA y en el pasado, siempre se ha considerado su divisa y la RF a corto plazo como “libre de riesgo”. ¡Pero no es aconsejable, conducir (invertir) mirando al retrovisor porque te la puedes pegar. Hay que mirar hacia adelante y poner la vista en el futuro (en el posible y probable comportamiento futuro de la divisa).

    Saludos,
    Valentin

  3. OMG!… ¿Ficción? ¿Vivimos en un mundo paralelo? ¿Una Matrix donde nos creemos inversores inteligentes? Es imposible evitar el ruido de mercado, cuanto más lee uno, cuantos más conocimientos tiene, más dudas le surgen y más tiemblan los cimientos en lo que creía. Al final todos los caminos llevan a la especulación, a ser un especulador de carteras y distintas composiciones de activos que se cree un inversor. La única forma de rentabilizar nuestros ahorros es el petardazo porque todos los caminos llevan a la especulación, cualquier otro camino se verá esquilmado por las crisis, por las guerras, la inflación, los hombres malvados, por las modas, por los cambios en los sistemas y quien sabe qué nos deparará el futuro. Todo lo que ganaron, y todo lo que robaron, los bancos, empresas y hombres más ricos del mundo de 2003 a 2007 no es nada, fueron papelitos sin valor que sólo les sirven para liderar listas como las Forbes.

    Tengo claro que la única opción que tengo es el todo al rojo o todo al negro, es la única diferencia entre ganar o seguir siendo un perdedor. Apuesta y carpe diem, nada más tiene sentido.

    Jejeje

    1. @Pistachu, joer, menos mal que sé que estás de guasa… aunque tal y como dices, para encabezar los titulares de los diarios financieros, trajeado y agasajado, hace falta hacer “algo especial”. Me vienen a la mente banqueros y dueños de inmobiliarias que copaban cada semana las páginas de la prensa salmón con fotos a todo color, risueños y dominantes…

      Qué le vamos a hacer, los demás, aquellos que valoramos el dinero en su justo precio, tendremos que conformarnos con ser el rico medio de El Millonario de Al Lado.

  4. Tal y como dice scoralstom, cuando empiezo a ver todo negro y las piernas me empiezan a temblar me repito esto a mi mismo y me quedo más tranquilo:

    “Una simple regla dicta mis compras: se temeroso cuando otros sean ambiciosos y se ambicioso cuando otros sean temerosos” Warren Buffet dixit.

    1. @Sco e igor76, opino como vosotros, y cuanto más se vaya hablando de esto en el futuro, más cerca estaremos de que cambie el rumbo y los metales comiencen a bajar. ¿Cuándo? Ni idea, pero creo que aun no. Sigamos nuestro camino sin que los charlatanes y vendedores de humo nos cieguen. Carteras simples, métodos de inversión simples y mantenerse fuerte en el camino.

  5. El IPC es engañoso, pero también lo es interpretar que el precio de las commodities es el precio de todo. Nuestro poder adquisitivo depende de en qué gastemos el dinero y yo no veo que los bienes y servicios que consumo hayan multiplicado el precio como el oro. Así que, si lo miramos desde otro punto de vista, el americano ahorrador en bolsa cuyos $$$ aumentaron un 70% del 2003 al 2007 y con ello decidiera comprarse una vivienda vería aumentar su poder adquisitivo de forma asombrosa.

  6. Una idea.

    Tradicionalmente se han dividido las inversiones en dos grandes categorías: la Renta Fija y la Renta Variable.

    Quizás deberíamos tener una perspectiva más amplia y hacer una clasificación en dos grandes categorías previas:

    Inversión FINANCIERA (que incluiría RF, RV, divisas, etc…)

    Inversión NO FINANCIERA (metales preciosos, inmuebles, materia prima, bosques productores de nueces, arte y antigüedades…)

    No sé si esto nos lleva a algún lado, a una mayor diversificación…

  7. El problema que tenemos los seres humanos es la poca prespectiva con la que juzgamos los hechos. Al final los metales volverán a su media y a guardar relación directa con el crecimiento del pib y con la inflación.

    Por otro lado, Antonio, sigo con mi busqueda de un ETF de RF, el que tienes en cartera actualmente, tiene muy poco volumen, no?. Estoy pensado en RF publica en euros, pero en un plazo de 3-5 años, aunque Bogle, defiende las bondades de la RF de corto plazo por su baja volatilidad…

    1. @David, la verdad es que para encontrar un ETF de renta fija Euro con un volumen elevado hay que sudar sangre. De hecho, el que tengo es uno de los más contratados. Los monetarios suelen tener un volumen mayor, y los de bonos de largo plazo ni te cuento, secos totalmente de volumen.

      El que te comenta @Álvaro no está mal, es barato y de acumulación, pero no es de réplica física, por lo que tu dinero no está respaldado por bonos, sino por derivados. Pero vamos, y volviendo al tema de la entrada, los billetes que usamos a diario tampoco están respaldados por nada (NADA) y nos fiamos de su valor… 🙂

Comments are closed.