Publicidad

52 libros para 52 semanas (4) Padre Rico, Padre Pobre

“Tuve dos padres, uno rico y uno pobre. Uno, era muy inteligente y altamente instruido; había obtenido un doctorado y completado cuatro años de trabajo de postgrado en un período inferior a dos años. Luego, asistió a las Universidades de Stanford, Chicago y Northwestern, […] Mi otro padre, nunca completó el octavo grado. Ambos hombres fueron exitosos en sus carreras, y trabajaron arduamente durante toda su vida. Los dos ganaron ingresos substanciales; pero uno de ellos luchó financieramente de por vida…”

De esta forma comienza Padre Rico, Padre Pobre, adentrándonos en la historia de su mentor, el padre rico. Es una historia autobiográfica en la que nos describe como el padre rico, que no era más que el padre de su mejor amigo, le enseñó los secretos para alcanzar la libertad financiera, concepto sobre el que gira toda la filosofía de su colección bibliográfica.

“La principal razón por la cual las personas luchan financieramente, es porque han pasado años en escuelas pero no aprendieron nada acerca del dinero; el resultado es que las personas aprenden a trabajar por el dinero… pero nunca aprenden a tener dinero trabajando para ellos.”

No trabajar por el dinero, no ser esclavo de nuestros ingresos, sino intentar que nuestro dinero trabaje duro para nosotros, es el objetivo que nos propone Kiyosaki para alcanzar el estado en el que nuestros gastos básicos para vivir son pagados de forma automática por nuestros ingresos pasivos. Con la ayuda de comparaciones entre las formas de pensar de su padre rico y su padre pobre (su padre biológico), el autor analiza los esquemas mentales que suelen mantener a una persona navegando en la pobreza o en la carrera de la rata, y que en cambio pueden llevar a una persona sin una destacada y brillante educación a la prosperidad.

Destaca la diferencia entre ingresos activos (los ingresos generados por el trabajo diario como empleado) e ingresos pasivos (los generados de forma automática gracias a los activos financieros).

Intenta concienciar al lector de la importancia de dedicar el tiempo necesario a pensar en la compra de activos tras cobrar la paga mensual, en vez de consumir de forma desproporcionada, adquiriendo incluso deudas difíciles de devolver. “Páguese usted primero”.

Con estas y otras importantes ideas, Kiyosaki propone un esfuerzo para conseguir que los ingresos pasivos paguen nuestros gastos, para así ser libres financieramente. No se trata de ser vagos, sino de trabajar duro para nosotros mismos. No da la fórmula mágica de la riqueza, de hecho, tampoco propone a los lectores fijarse la meta de enriquecerse, pero trata de abrir las mentes hacia la consecución de inteligencia financiera. ¡Ánimo en la búsqueda de vuestra libertad financiera!

Puntuación de Padre Rico, Padre Pobre:

Sencillo: 9

Adictivo: 8

Práctico: 7

Mi puntuación global: 8

Recomendable: Sí, sin duda.

Ir al libro anterior (3): La bolsa o la vida
Ir al libro siguiente (5): The intelligent asset allocator

Publicidad

16 responses to “52 libros para 52 semanas (4) Padre Rico, Padre Pobre

  1. Hola!
    Libro interesante de leer aunque se me hizo un poco repetitivo en algunos momentos. Creo que es un libro para hacerte abrir los ojos sobre lo de la carrera de la rata, etc, pero toda su historia y sus logros me sonaban un poco a fanfarroneo 😀 A veces parecía que dijera que más valía especular con pisos y otros activos que ser una persona humilde pero moralmente correcta como su padre ‘pobre’… O sea que lo valoro positivamente a nivel de finanzas personales pero no a nivel de estilo de vida y moral.

  2. BIEN!!!! Uno que he Leído!!!!

    Coincido totalmente con el análisis. De hecho, a raíz de leerlo, tengo un par de mantras: “Págate primero a ti mismo” y “Haz que tus euros trabajen (muy duro) para ti”.

    Grandísimo, cuando dice que un piso, del que se está pagando una hipoteca es un pasivo y no aun activo como mucha gente (Entre ellos, la inmensa mayoría de nuestros progenitores) cree. Y doblemente grande, cuando afirma que, carecemos totalmente de una educación financiera.

    El libro se lee de una sentada.

    Saludos.

  3. Yo, como supondreis, no he leido estos libros, me encanta que los mencioneis y de que hagais esos breves resumenes sobre ellos. Es de agradecer.

    Seguramente nunca leere estos libros, espero que Parames si lo haya hecho.

    saludos

  4. Este también lo he leído yo jejeje y tras unos 2 años de su lectura creo que es el culpable de que aún no me haya comprado “El inversor inteligente” porque siempre pienso que no tengo que comprar pasivos 😀

    Para quien le interese existe una versión reducida/resumen llamada “Lo mejor de Padre Rico Secretos para el éxito”, está muy sintetizado y se lee en un periquete (menos repetitivo que la versión completa). También si buscáis en youtube hay muchos vídeos de Kiyosaki bastante entretenidos, podéis encontrarlos y subtitulados en español buscando simplemente “robert kiyosaki en español”.

    1. Estoy contigo. Sus conceptos son acertados, pero sus métodos especulativos con los inmuebles no son de mi agrado inversor. Prefiero mucho más el método de Joe Dominguez de La Bolsa o La Vida, aunque sea bastante más simple y conservador.
      Aun así creo que el concepto de Padre Rico debe ser aprendido como base financiera.

  5. Excelente libro! Realmente nos hace comprender la importancia de aumentar nuestra educación financiera, y nos ayuda a romper con varios paradigmas! Coincido en que es un muy buen libro para comenzar a iniciarse en el tema. Encontré artículos interesantes que brindan una síntesis de los conceptos fundamentales del libro, se los comparto:
    http://libropadrericopadrepobre.wordpress.com/

Comments are closed.